sábado, 9 de abril de 2016

PEDRO PABLO FERNÁNDEZ, BRAVO OBAMA

La elección de Barack Obama, un niño criado por una madre soltera, de raza mixta, con origen musulmán, como presidente de un país con fuerte tradición racista, representó un triunfo para la democracia y la lucha contra la discriminación religiosa y racial en el mundo.

Juan Pablo II cambió  al mundo cuando visitó Polonia y dijo: “Rezo todos los días por mi patria y mis compatriotas”. Cayó el comunismo en ese país y arrastró a Hungría y a Alemania Oriental. Luego fue Mijaíl Gorbachov el que se rindió un 1 de diciembre de 1989 en la plaza de San Pedro del Vaticano en un encuentro histórico con el Papa. A partir de ahí, cayeron los regímenes de Bulgaria, Checoslovaquia, Rumanía y la URSS.

Lo que está por pasar en Cuba no tiene la misma importancia geopolítica, pero tiene gran significación.

El discurso de Obama en Cuba no tiene desperdicio. El resto de este espacio lo voy aprovechar para citarlo y así me meto el embuste de que lo escribimos a dos manos.

“La Habana se encuentra tan solo a 90 millas de Florida, pero para llegar hasta aquí tuvimos que recorrer una gran distancia: derribar las barreras de la historia y la ideología (…) Conozco la historia, pero me niego a verme atrapado por ella”.

 “La revolución cubana ocurrió el mismo año en que yo nací. Al año siguiente el mundo entero quedó en suspenso observando a nuestros dos países mientras la Humanidad se acercaba al horror de una guerra nuclear”. (Referencia a la crisis de los misiles).

“He venido aquí para enterrar el último resquicio de la Guerra Fría en el continente americano (…) Las diferencias entre nuestros gobiernos en todos estos años son reales y son importantes (…) Pero antes de hablar sobre esos temas, también es nuestro deber reconocer cuánto tenemos en común”.

“Una política de aislamiento diseñada para la Guerra Fría no tenía mucho sentido en el siglo XXI. El embargo solo hacía daño al pueblo cubano en lugar de ayudarlo”.

“Al presidente Castro le agradezco que esté aquí hoy. Mi visita demuestra que no tiene qué temer una amenaza de los Estados Unidos, teniendo en cuenta su compromiso con la soberanía y la autodeterminación de Cuba. Pienso que tampoco tiene que temer a las voces del pueblo cubano y su capacidad para hablar, reunirse y votar por sus líderes. Tengo esperanza en el futuro porque confío en que el pueblo cubano tomará las decisiones correctas.”. 

Bravo Obama

Pedro Pablo Fernandez
pfernandez@ifedec.com
@PedroPabloFR
Caracas - venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario