viernes, 22 de enero de 2016

NEURO J. VILLALOBOS RINCÓN, EMERGENCIA ECONÓMICA (2)

La Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia en documento de agosto de 2014, después de un detenido análisis recomendó: 

“1.- devolver la autonomía plena al BCV para que ejerza su competencia en la regulación de la liquidez monetaria y control de la inflación. 

2.- sincerar los precios de los productos, sobre todo los de primera necesidad. 

3.- efectuar un ajuste gradual en el precio de la gasolina a la par de la eliminación de créditos y subsidios al petróleo y sus derivados que se exportan a otros países. 

4.- no seguir expropiando empresas salvo por causas y mediante el procedimiento establecido en la constitución vigente. 

5.- estimular la inversión privada nacional y extranjera para impulsar el desarrollo de las fuerzas productivas. 

6.-desmontar gradualmente el control de cambios, simplificándolo, hasta llegar a un tipo de cambio único. 

7.- ante el impacto inflacionario de las medidas económicas de ajuste, se requeriría también un mejoramiento en el ingreso de los trabajadores, mediante acuerdos tripartitos entre el Estado, los trabajadores y los empresarios.

En enero del año 2015,  un grupo de 60 reconocidos economistas del país, después de un análisis de las distorsiones, desequilibrios y dificultades económicas, llegamos a la conclusión de que era necesario que se declarara a la Nación en estado de emergencia económica. Así se hizo saber mediante documento con una serie de propuestas coincidentes con las de la Academia de las Ciencias Económicas del Estado Zulia, complementándolas con la necesidad de: 
“1.- lograr un equilibrio fiscal para reducir el déficit público el cual debe apuntar a no más allá del 4% del PIB. 
2.- ejecutar de inmediato un plan de reorganización y saneamiento financiero de PDVSA dentro del contexto de un nuevo plan económico. 
3.- negociar operaciones de pasivos que permitan mejorar y reducir el perfil del vencimiento de la deuda pública externa de la República y de PDVSA. 
4.- diseñar políticas sectoriales en el contexto de los cambios de la política económica y petrolera del país, para así estimular la recuperación económica y lograr una mayor productividad laboral en los distintos sectores.”
Las decisiones que ha avanzado el sector oficial antes de que terminara el año 2015 van en sentido contrario a lo que aconseja la ciencia  y la práctica económica. El propósito que lo anima sigue siendo de carácter político, en una actitud irresponsable con el país.                                                   

Neuro Villalobos
nevillarin@gmail.com
@nevillarin

Zulia - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario