sábado, 20 de febrero de 2016

EDUARDO GUZMAN PÉREZ, EN EL AGONICO TRANCE

Como una  de sus últimas acciones para tratar de alargar su   agónica presencia en  el poder,   Nicolas Maduro  crea la Compañía Anónima Militar de las Industrias Petrolíferas,  Gas y de la Minería (Camimpeg), y con ella, viola  la ley que crea a PDVSA, y le entrega    al componente militar todo el control  de la industria petrolera y minera.  Lo que a la vista de todos los venezolanos,  es una lisonja  que se convierte en un compromiso y una compra de respaldo de la actual cúpula militar encabezada por el general  Vladimir Padrino López.  Empresa que   se convierte  en el epicentro  del llamado régimen cívico militar-policial

 Esta audaz y agonizante decision  del protempore presidente  maduro confirma nuestra vieja tesis, cual  es, el tratar de mantener la moribunda alianza cívico militar , dejando en manos  militares la quebrada y destruida industria del país  que  representa la única base de la hoy quebrada economía  y que es  el único soporte de la desfalcada hacienda pública, así como  ratifica la tesis de que sin el apoyo militar el régimen se desplomaría 

Esta nueva empresa  bajo la conducción   Mindefensa, despoja a PDVSA de todas las responsabilidades y  de la misión establecida en la ley que la crea,  y he aquí las dos  preguntas: ¿De qué se ocupara ahora la vieja  quebrada PDVSA? .y,  ¿Es la última carta que se juega el régimen tratando  de sostenerse en el poder?  Mientras ya analistas  en  la prensa internacional señalan, que con  esa jugada se permite el blanqueo de dinero producto de la corrupción y  de otros  proveniente de negociaciones  con carteles de la droga  según  las acusaciones que desde el exterior se hacen.

Esta decision  y así se entiende, sería como darle a darle una especie  patente de corso a los conocidos grupos de corruptos que pululan  en torno  al   Estado, cuyo soporte fundamental es  está  constituido por  agrupaciones   al margen de la ley y de la Constitución vigente.

De tal manera, que con la creación ahora de la Camimpeg, junto a otras instituciones militares como bancos,  empresas de transporte y  de distribución de alimentos que no son competencia de las FAN,  que Maduro  todas al margen de la ley Orgánica  que rige al estamento militar,  la LOFAN,   tiene como único fin garantizarse el precario apoyo del factor militar, y comprometerlos, por supuesto,   en  su tragedia política, 

Así como  queda  demostrado  y evidenciado  fehacientemente,   cual es la composición de los intereses políticos y económicos  que conforman  el poder  actual que gobierna precariamente  el país. 

De tal manera, que   quedaría finalmente  el control de Pdvsa  en manos temporario del factor militar  en momentos  en que esta sencillamente en bancarrota,  con una deuda impagable, sin recursos para continuar sus operaciones, con  una plantilla excedentaria de 100.00 empleados comisarios,  y  lo más grave con unos costos de producción de extracción del barril de petróleo iguales a los de venta de la cesta venezolana. 

Alea jacta est  

Jose Eduardo Guzman Perez
guarauno2000@gmail.com
@guzmanperez1
Anzoategui - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario