viernes, 31 de marzo de 2017

ARIEL PEÑA, CHAVISMO TIENE QUE RESPETAR LA MEMORIA DE JORGE ELIECER GAITÁN

DESDE COLOMBIA

La canciller de Venezuela  Delcy Rodríguez durante el Consejo Permanente de la OEA(Organización de los Estados Americanos) el pasado 27 de marzo, en  una monserga de  43 minutos ultrajó de manera rabiosa al Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Además la representante de la camarilla neomarxista en una parte de su intervención, se refirió al 9 de abril de 1948, fecha del asesinato del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán, como una acción sangrienta urdida por los organizadores de la Conferencia Panamericana, para que naciera la OEA.

La perorata de dicha señora en ese organismo internacional es la repetición de la repetidera, que le hemos conocido a los parásitos marxistas que  como una maldición se encuentran manejando algunos Estados en Latinoamérica. Pero lo que no se puede admitir es que estos comunistas enemigos de la humanidad(no importa la máscara que se pongan) se refieran de esa manera a Jorge Eliecer Gaitán, cuyo magnicidio está a punto de cumplir 69 años, porque el caudillo popular en su tiempo fue vilipendiado y escarnecido por los comunistas totalitarios que lo trataron de fascista, además no se puede olvidar que en esa luctuosa fecha se encontraba en Bogotá el genocida más grande que ha tenido América Latina en los dos últimos siglos, nada menos que Fidel Castro.

La presencia de Fidel Castro el 9 de abril de 1948 en Colombia, ni el tirano cuando estaba vivo, ni sus correligionarios la han podido explicar claramente; y los comunistas totalitarios expertos en la mentira en varios escritos mencionan el acontecimiento  de forma novelesca, buscando engañar a la población; además Fidel Castro antes de morir en el 2016, en el mes de abril de ese mismo año durante el congreso del partido comunista cubano, aseguro que a  los 20 años ya  había abrazado el comunismo, entonces para ese  sátrapa la violencia  era la partera de la historia el 9 de abril de 1948.

No  es de dudar que el asesinato de Gaitán era la chispa que prendería la pradera, para la conquista de Colombia por parte de comunismo internacional; porque si el tirano comunista Joseph Stalin fue capaz mandar asesinar desde  Moscú a León Trotski en 1940 quien se encontraba en México ¿por qué no hacer lo mismo con Jorge Eliecer Gaitán? para buscar el levantamiento popular, y conquistar el poder para el marxismo leninismo.

La camarilla lumpen-chavista que abraza los embelecos marxista no puede utilizar impunemente a la figura de Gaitán, para ocultar la miseria a la que ha  conducido al pueblo venezolano, con el  cuento  manido de una conspiración del  “imperio”, cuando por ese imperio la situación en el país vecino no es peor, ya que es el que le compra el petróleo cuyas divisas son el 90%, pues con el crudo que le vende a la China, Venezuela solamente  paga intereses de la deuda monumental que tiene  con el país asiático.

El nombre de lumpen-chavismo le viene muy bien  al régimen venezolano, no solo por la actitud de verdulera de su canciller en los escenarios internacionales, sino que para la pandilla que gobierna al país hermano, promover la delincuencia es una política de  Estado, siguiendo la cartilla del marxismo cultural que manda depravar a sectores humildes de la población, para crear gran temor en la sociedad, y así volverla más moldeable a los intereses  de la caterva burocrática gobernante del marxismo leninismo.

En  la OEA, la canciller venezolana no solo ultrajo la memoria de Jorge Eliecer Gaitán al falsear la historia, sino que hizo alusión al líder argentino Juan Domingo Perón, por  aquella frase: “el siglo XXl  nos encontrara unidos o dominados”, frase repetida miles de veces especialmente por aquellos de la llamada izquierda que consideran que la unidad latinoamericana es entregarse al comunismo totalitario, para que nuestros pueblos terminen envilecidos y esclavizados; ignorando la representante de la banda chavista que Perón en Argentina fue un autentico anticomunista que rechazó con vehemencia las practicas salvajes del marxismo leninismo, y por ello exclamo: “no cambio la bandera del justicialismo, por el sucio trapo rojo del comunismo”.  La matraca  en el Consejo Permanente de la OEA que dio Delcy Rodríguez, está absolutamente desconectada de la realidad histórica de América Latina.

En Latinoamérica de manera ladina los comunistas usan la memoria de los próceres de nuestra independencia, o de grandes figuras de la  historia para engatusar a los ciudadanos, como es el caso de Jorge Eliecer Gaitán del cual  el comunismo internacional  debería explicar  su asesinato.


 Es innegable que a los jefes de la secta marxista no les interesa para nada el sufrimiento de las  masas, mucho menos buscarle soluciones a sus calamidades, pues lo que importa es el poder para siempre, como ocurre con el régimen lumpen-chavista de Venezuela, por ello hay que reafirmar que el socialismo del siglo XXl de Hugo Chávez y Fidel Castro es un fracaso antropológico e histórico inocultable, ya que como todo el socialismo marxista está construido sobre el resentimiento, la mentira, el crimen, la envidia y busca la miseria de las naciones para poderlas dominar fácilmente.

Ariel Peña
arielpena49@yahoo.com
@arielpenaG
Sindicatos
Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario