viernes, 31 de marzo de 2017

RAÚL SANZ MACHADO, CON LAS LEYES ECONÓMICAS NO SE JUEGA

LA PRODUCCIÓN BASE DE LA PROSPERIDAD         

No me precio de ser  experto en ciencias económicas, pero al menos leo, investigo, estoy informado y me atrevo a compartir con mis lectores, el origen histórico y las consecuencias de la inflación, el quebradero de cabeza de estos tiempos “sucialistas” que tanto daño le han hecho y le hacen a nuestra mal tratada Economía. Veamos.

La variación inducida de los precios, que desvaloriza el dinero, es tan antigua como la moneda acuñada, como alternativa al trueque que era el único medio para adquirir los bienes necesarios, por lo que al hablar de inflación hay que remontarse al surgimiento de la moneda como medio de pago. En el siglo VI aC.  la región de Lidia -Turquía- era gobernada por un acaudalado monarca llamado Creso, quien ordenó acuñar la primera moneda de la historia conocida como Stratero, avalada sólo, por el sello real estampado al dorso.  En ese momento la palabra inflación no existía pero sus consecuencias no tardaron en sentirse significativamente al producir dinero inorgánico sin respaldo. El circulante subió, al igual que desató la demanda no satisfecha de productos y servicios, que ocasionó la escasez, con lo cual se incrementaron los costos de producción y los precios de venta, igual que ahora 2.500 años después. Sin “guerra económica”.

Los emperadores del Imperio Romano, Claudio, Calígula y Nerón enfrentaron también graves problemas similares, al comienzo de la Era Cristiana, derivados de la pérdida de valores debido a la inflación. El emperador Dioclesiano fue, quizá, el primer gobernante de la historia que diseñó y aplicó un plan anti-inflacionario en el año 305 dC.  conocido como “Edicto de Precios de Dioclesiano”, el antecedente más remoto de las estrategias del control de precios que fijaba los precios máximos para más de 1.300 productos y establecía el costo de la mano de obra –igual que ahora--.  El edicto fracasó porque desaparecieron los productos del mercado –igual que ahora--. Como consecuencia, los precios subieron y surgió el llamado “Mercado negro", los “bachaqueros”  --igual que ahora— a pesar que el Plan de Dioclesiano, incluía la pena de muerte a quienes lo violaran.

A los chinos se les atribuye el papel moneda, hacia el año 650 dC. pero los billetes de banco no circularon en Europa, hasta el siglo XVII. La primera inflación de papel moneda, se produjo en Paris en agosto de 1720, cuando la compañía financiera South Sea Company se declaró en quiebra y estalló una crisis protagonizada por el banco  emisor  de  papel  moneda,  dirigido  por el   escocés John  Law, escándalos  que conmovieron a Europa occidental.  La SSC había conseguido el monopolio del comercio con América Central y del Sur, a cambio de un préstamo de 10 millones de libras que beneficiaba a la Corona. Por medio de sobornos y otras maniobras ilegales la SSC ocultó su desastrosa situación económica para mantener el flujo de dinero que le aportaban los pequeños ahorristas, pero cuando se descubrió la malversación, el escándalo salpicó a las más grandes instancias del país.  Por recomendación del Señor Law, el Banco Nacional de Francia aumentó el número de billetes en circulación, para cancelar las deudas estatales que ascendían a 3.500 millones de libras. “Igual que ahora”, El Señor Law unió, de hecho al banco, con la Compañía de las Indias Occidentales de su propiedad y difundió el rumor de que se había descubierto oro en las posesiones francesas de Louisiana, para ganar confianza.  Las principales víctimas fueron los ahorristas y terratenientes, y los principales beneficiarios, fueron el Estado francés y el propio Law. “Igual que ahora”.

En el siglo XVI se produjo en Europa “La Revolución de los Precios”, acontecimiento vinculado al descubrimiento de América y la extracción de metales preciosos y perlas lo cual generó un proceso inflacionario y un encendido debate acerca de las causas que lo provocaron. Años más tarde, en 1568, el editor-publicista francés, Jean  Bodin  formuló  por  primera vez en la historia  del  pensamiento económico, una teoría de la inflación, según la cual, la expansión monetaria se debía a la disponibilidad de grandes cantidades de oro y plata provenientes de las colonias americanas.

En nuestro tiempo, el caso de Alemania después de la primera guerra mundial, hizo historia. Ante la necesidad de pagar cuantiosas indemnizaciones a las naciones vencedoras y con la caótica situación interna, la antigua Republica de Weimar, Alemania, debió financiarse imprimiendo papel moneda inorgánico sin respaldo.  Entre los años 1922-1923 la tasa de inflación se disparó a 1 billón %. El descontento nacional ante las humillantes condiciones del Tratado de Versailles agravaron la situación que condujo al auge del Nacional Socialismo bajo el liderazgo de Hitler. 

Entre julio --1945/1946— Hungría experimentó otra de las grandes inflaciones del  mundo que alcanzó a mas de 158.000%.  Turquía registra un caso único: la inflación alcanzó un 80% pero mediante una rígida política se logró mantenerla por 30 años, estabilizándola hasta el actual 9%. Hasta enero de 2005, la gran mayoría de la población turca tenía en sus billeteras, al menos un billete de 7 cifras: 1 millón de liras equivalente a 0.55 Euros. Zimbabue sigue en picada con billetes de hasta 100.000 millones de Euros equivalentes a USA.$1.oo. Venezuela va por el mismo camino: el FMI  fijó la inflación en 700% al final de 2016 y un  estimado de  1.600% para  el 2017. ¿Quién lo paga?

Corolario: Mientras  haya  producción,  habrá:
  1.     Abundancia de oferta y competividad industrial,
  2.     Diversificación y variedad de productos,
  3.     Precios más bajos,
  4.     Incremento en las ventas mayor / detal,   
  5.     Desaparecerán “las colas”,
  6.     Estabilidad empresarial y crecimiento de empleo,
  7.     Disminución de las importaciones y crecimiento de exportaciones
  8.     Mayor bienestar para los consumidores y reducción de la pobreza,
  9.     Incremento de los impuestos estatales y municipales 
10.    Crecimiento de la inversión privada


Es que con las leyes económicas, no se juega. Igual que ahora

Raul Sanz Machado
rsanzmachado@gmail.com
@rsanzmachado
Miranda - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario