lunes, 28 de marzo de 2016

MERCEDES MONTERO, LA VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS EN VENEZUELA

La sistemática violación de todos los DDHH que ha caracterizado al régimen castrocomunista venezolano se ha agudizado desde que Nicolás Maduro al ejercer el poder ilegítimamente hace notoria la transformación de Venezuela en la colonia financiera de Cuba y los resultados de la transculturización del pueblo venezolano que hoy lo ha llevado a vivir sumiso, y en la mayor miseria en todos los sentidos.

Las noticias que salen publicadas por las redes sociales y los muy pocos medios privados que aún subsisten en medio de la hegemonía comunicacional del régimen, muestran y hablan a todos aquellos que quieran ver y oír lo que sucede en la Venezuela de hoy.
Las encuestas de opinión describen la situación sociopolítica del país en términos que en nada favorecen al régimen. Solo por mencionar una: la Encuesta Keller llevada a cabo entre el 12/2 y el 3/3 de 2016 muestra como hallazgos de un sondeo que 92% de los venezolanos piensa que la situación de escasez y el abastecimiento han empeorado y, que igual porcentaje también ve grave la crisis socio­política en el país, mientras que solo 7% considera que no es tan grave. El 80 % de los venezolanos responsabilizan a Nicolás Maduro de tal desastre.
En el informe anual 2015 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, Venezuela aparece nuevamente como estado violador de los DDHH. Califica el Poder Judicial venezolano como carente de independencia y autonomía. En Venezuela hay decenas de presos políticos sometidos a cualquier cantidad de maltratos físicos y psicológicos, plagados de retardos en los juicios, jueces venales, impunidad, torturas, impedimentos para que los defensores de DDHH ejerzan sus funciones, acusaciones falsas. Los presos comunes tampoco conocen justicia, las cárceles venezolanas padecen de hacinamiento y en ellas mandan los pranes.
Muestras de los asesinatos que diezman a la población del país .1) Asesinan a estudiante de la UCAB a días de su graduación. 2) El asesinato del maestro Larry Salinas, director de la Coral Infantil Integrada de Guayana, quien fue encontrado sin vida el pasado jueves 10 de marzo en una zona boscosa de la vía El Pao, su cuerpo presentaba 2 impactos de bala. Los videos que muestran la felicidad de los niños especiales participando en los coros que dirigidos por Larry son una prueba de un maravilloso ser humano cuya vida terminó en manos de un delincuente que para robarle un carro cegó una vida tan hermosa.3) El caso de los mineros de Tumeremo marca un hito en la historia del crimen en el país. También deja demostrado que cuando un pueblo reclama con fuerza tal y como lo hicieron los familiares, amigos y vecinos del pueblo no hay cinismo que pueda esconder la maldad que pretende dejar impune la muerte o la condena irrita para alguien al que quieran señalar como chivo expiatorio.
El diputado de oposición Ismael García sostuvo que según datos de las ONU “por Venezuela transitan más de 300 toneladas de cocaína al año, equivalentes al 40% de la droga que se consume en el mundo. Entre el año 2007, 2008 y 2009, el 61% de la droga que fue distribuida entró a los distintos continentes, venía procedente de Brasil y Venezuela”. Esto es una vergüenza para el país que una vez estuvo gobernado por democracias y había ganado una posición de respeto a nivel internacional. Hoy hay guerras entre mafias que controlan el tráfico de drogas. El sueño de los niños es hacerse pranes; en las barriadas es sinónimo de estatus el buen entierro que le toca a un “soldado” que cae muerto como consecuencia de una guerra entre bandas. Cada día son más jóvenes los “soldados” muertos en estas guerras.
Quizás algunas personas digan que no debería ser este tema el tratado durante la Semana Santa, sin embargo, al meditar sobre la trágica vida y muerte de quienes se han involucrado con el delito y quienes caen muertos víctimas inocentes de estos clanes deban ser recordados, el contraste debe servirnos de lección a todos, para que al reflexionar busquemos una forma de encaminar nuestras acciones para de este modo logremos cambios en nuestras vidas y nuestras formas de ayudar al prójimo. Es una forma de volver a comenzar a recuperar el país que perdimos. Es una forma de hacer respetar los DDHH en Venezuela.
Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk
@Mechemon
Caracas - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario