lunes, 30 de noviembre de 2015

EDUARDO GUZMÁN PÉREZ, VENEZUELA SERÁ SIEMPRE VENEZUELA

 “De nuevo, la sombra del general Jose Manuel “El mocho” Hernández”.

 Densos sectores del  país,  el pensante, que son  los responsables   y existe en todas las sociedades  occidentales,  de  cualquier nación,  que es  siempre la capaz  de conducir  a sus paises y el poder, hoy no existe en  Venezuela y para ejemplo allí está  la Venezuela que tenemos.  De cara al caos nacional persistente   que vive  la nación  actualmente y  el Estado, una  situación  que ya lleva décadas de degradación plus ultra de la gobernabilidad, en lo moral, político, y de liderazgo, conducción y mando. Y me refiero a esta que  hoy  detenta el poder precariamente y los que se lo quieren arrebatar para  hacer lo mismo, porque son los mimos, solo  disfrazados de otro color, porque así  lo demuestran con su   comportamiento público. 
Pareciera que no quieren entender, o comprender,  la magnitud de la tragedia que ellos,  entre todos, montaron, que tratan de sostener perversamente a costa del sacrificio  de las generaciones  futuras.
Y ya van 56 años desde 1958 a esta fecha, que utilizando el termino   sofista de democracia y sus  deformaciones, según el grupo partidario en el poder,  pintándola de colores  soportados en sus trajes  constitucionales   hechos a la medida- la del 61 y  del 99-   presidencialistas y centralistas ambas,  tienen como   única manera  político-legal   para  apoderarse y  sostenerse en el  poder y  apropiarse de  los dineros públicos.  
De esta manera,  se han mantenido en el poder  engañando y mintiendo en sus dos etapas: Primero  los 40 años del régimen de partidos, -1958-98 cuyos resultados tangibles fue dejar un caos en toda su dimensión, un país  de tercera con una infraestructura africanizada luego que malversaron  miserablemente 470 mil millones  de dólares, en esa primera etapa de corrupción  y disparates de todo género y naturaleza en la conducción del Estado   y  quedamos sumidos en un caos global tal como el actual.  
Y vino la segunda etapa,  una vez que  le dejaron  el camino  abierto a Hugo Chávez un chafarote militar que pensaron seria el componedor del entuerto  y  de la porquería de país que ellos dejaron. Chávez una consecuencia de ellos con todos sus vicios y perversiones   disfrazo nuevamente el escenario,  ahora de rojo, y engaño a la masa con una supuesta doctrina bolivariana que nunca ha existido  que patrocinaba su “revolución bolivariana del siglo XXI”. Y en 1999  llamo a formar gobierno a lo peor de AD, al zócalo político-militar, así como a patriotas cooperantes  cadáveres ambulantes de los  restos de los viejos partidos que el  machaco  en 1999, y camaradas trasnochados que quedaron por allí deambulando huérfanos del desastre adeco-copeyano-masista. 
Y tras 15 años  vean  la narco  porquería y arruinado  de país que tenemos.  El país que hoy llevan empujado  en medio de un circo romano  a unas elecciones del 6D, creyendo que van a seguir en el bodrio y a sostener lo insostenible. 
Pero,  tienen detrás un  fantasma que  les asusta, temerosos y amenazados  que se repita la historia del general Jose Manuel “el mocho“. Hernández, que  líquido al general Joaquín  Crespo en 1898 y cambió el curso de la historia.  Esperemos  a ver no más. Alea jacta es
Jose Eduardo Guzman Perez
guarauno2000@gmail.com
@guzmanperez1

Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario