sábado, 19 de marzo de 2016

RICARDO VALENZUELA, LA REBELION ANTITRUMP, DESDE MEXICO,

Debido a la controversia causada por mi nota anterior, "La Rebelión de los Colgados", trato ahora de aclarar la avalancha de confusiones que provoca el tema; Donald Trump. De nuevo afirmo estar en desacuerdo prácticamente con todas sus ideas. Igualmente desacuerdo con tantos "periodistas" que, escuchando las bravatas de Trump, exhibiendo el mismo estilo se dedican a insultarlo o a rehusar el pago de la "fucking wall".
Mi buen amigo, compañero del Tec de Monterrey y ex gobernador de Baja California, Eugenio Elorduy, me dirige este mensaje: "Chero, interesante y preocupante el contenido de tu artículo. ¿Dame tu opinión acerca de los comentarios de Trump sobre migrantes mexicanos y nuestro país". Voy a responder aclarando, no son mis opiniones, es el sentir de gente que rabiosamente apoya a Trump debido al hartazgo que exponen.
De todos los artículos publicados en contra de este hombre, en mi opinión, la mejor nota, sustentada con datos históricos, fue producida por Oppenheimer en la que refuta la comparación que hace Peña Nieto entre Trump y Hitler. El señala que sería más preciso compararlo con Herbert Hoover quien, entre otras cosas, cargó con la culpa de haber provocado la Gran Depresión de 1929.
Hoover fue un republicano millonario, educado en Stanford y con tendencias populistas-estatistas quien, ante la primera burbuja del siglo 20 provocada por el FED con su expansión monetaria, al momento de la explosión tomaba las acciones equivocadas. Al reventar la burbuja aquel martes negro, Hoover, vistiendo los ropajes activistas y estatistas, decreta una serie de impuestos y tarifas a las importaciones, desatando una guerra comercial que luego desembocara en la Gran Depresión.
El presidente Hoover era de los primeros ingenieros sociales que emergían en el mundo. Portaba la idea de que acciones iniciadas de la punta de la pirámide hacia abajo podían moldear la sociedad perdida para llevarla de la mano a su destino, y los seres humanos podrían ser manipulados como si fueran ladrillos y concreto, para luego ser acomodados.
Desde el final de la primera guerra mundial se había iniciado una lucha entre quienes todavía creían en la sociedad civil, y esos ingenieros sociales cuyo más visible líder era el sociólogo, Thorsten Veblen. Lo que le daba más fuerza a este movimiento, fue la construcción de la presa Boulder. Considerada como una verdadera maravilla, impactaba al mundo como un ejemplo de ingeniería capaz de organizar ese poder mecánico sobre la naturaleza y, de esa forma, domar su otrora incontrolable fuerza.
Los dos hombres más impresionados por esta monumental obra, eran Lenin y Stalin, quienes ya hacían el intento de dominar la naturaleza y sus sociedades, en proyectos que fracasaran de forma estrepitosa. Veblen presentaba al ingeniero como el nuevo súper hombre. Una figura benevolente que emergía para remplazar al descorazonado político abanderado de laizee faire, eliminando la libertad en economía y la motivación de las ganancias, para ser remplazado por una economía compasiva capaz de frenar esa ambición que, según él, arruinaba a los países. "Adam Smith se revolcaba en su tumba".
Hoover no solo abrazaba los nuevos conceptos de ingeniería social, él mismo era ingeniero de profesión. Como miembro del gabinete de Wilson en la post guerra, absorbía la filosofía de gobierno planificador e interventor. Después, al frente de la “Comisión de Ayuda”, adquiría reputación por su eficiente intervencionismo lo cual, desde entonces le creaba simpatías de hombres como el mismo Keynes y, más sorprendente, F.D. Roosevelt quien afirmaba: “Este hombre es una verdadera maravilla y espero que podamos hacerlo presidente.”
¿Existen similitudes?
¿Qué piensa Donald Trump de los migrantes mexicanos?
Trump abre las puertas a la migración legal, pero ferozmente se opone a la ilegal. Se ha hecho vocero de un segmento de la población que expresan estar hartos de la avalancha de migrantes ilegales. Se declaran "especialmente hartos" de los desfiles de ilegales que, portando la bandera mexicana, inundan las calles agresivamente exigiendo derechos imaginarios. Hartos de una frontera porosa por donde cruzan, afirman las autoridades, dos a tres millones de gentes al año, toneladas de droga y armas, convirtiéndola en una zona de guerra. Y lo más sorprendente, se declaran hartos de Jorge Ramos y su spot en Univisión repetido cada media hora afirmando: "Día a día estamos cambiando la cara de los EEUU." A los ellos no les interesa tener en su territorio lunares como Badiraguato, Sinaloa.
Me parece muy injusto que Trump etiquete a los "migrantes ilegales" como ladrones, violadores, vividores, siendo que la mayoría son gente de bien. Pero como él afirma: "One bad apple is too many" y, desgraciadamente, cuando alguno comete un delito, la culpa la cargan todos. Injusto también que afirme roban trabajos a los ciudadanos. Trabajan, pagan impuestos y son respetosos de la ley.
¿Qué piensa Trump de nuestro país?
Hay algunas pistas que nos puedan ayudar a conocer su pensamiento. Al tratar de desarrollar proyectos en México, ha tenido malas experiencias con el sistema judicial corrupto que conocemos, y considera somos un país sin estado derecho. Se declara sorprendido de la gran diferencia entre la economía de EEUU y la de México y pregunta. ¿Cómo es posible que la economía de México solo represente el 5% de la nuestra? ¿Cómo es que el PIB de los estados del suroeste, que fueran parte de México, sea cinco veces mayor que el México? "¿Por qué los mexicanos no desarrollan su economía para que su gente, teniendo oportunidades en casa, no abandone el país?". El piensa que México es un país con gran potencial pero, al igual que EEUU, pero multiplicado al infinito, sufre bajo la opresión de esa maligna sociedad; gobierno, empresarios estatistas, la media vendida y, ante las presiones sociales que genera la pobreza, les pavimentan la avenida hacia EEUU.
En su ignorancia de la ciencia económica, erróneamente piensa, abrazando el viejo mercantilismo, el desbalance comercial entre México y EEUU es la forma en que México explota a su vecino. No entiende que los déficits en la balanza comercial se convierten en superávit de capital. Los déficits en la balanza comercial son una forma de adquirir el capital requerido por los países. Trump no ha leído "La Riqueza de las Naciones" donde Adam Smith afirma: "La riqueza es creada por los participantes en el mercado persiguiendo su interés personal, la división del trabajo, y el libre comercio." Eliminando el libre comercio no hará mejor a EEUU, lo hará más caro. Todos los productos que compramos serán más caros y, lejos de lo que él piensa, se perderán empleos. Economías foráneas serán destruidas.  
Sin embargo, ante una gran preocupación mundial frente a la posibilidad de una guerra comercial y ¿otra gran depresión?, se dirige viento en popa hacia la candidatura.
Ricardo Valenzuela
chero@reflexioneslibertarias.com
@elchero 
Mexico

“El pobre hombre en su humilde choza desafiante enfrenta las fuerzas de la Corona. Su refugio podrá ser frágil; sus techos remendados; el viento podrá soplar en su interior de un lado al otro; la tormenta la podrá invadir, la lluvia inundarla; pero el que nunca entrará será el Rey de Inglaterra; y que sus fuerzas nunca se atrevan a cruzar el umbral de mi casa.”. William Penn

No hay comentarios:

Publicar un comentario