viernes, 15 de abril de 2016

LOS PAPELES DE PANAMÁ RESPUESTA DE JUAN JOSÉ MONSANT A DANIEL CHALBAUD LANGE

Apreciado amigo.

Leí con interés tu artículo en Republicano Liberal de hoy domingo 10 de abril. Coincido contigo en cuanto a tu percepción sobre Panamá como nación, como país para disfrutar. Igualmente tuve la oportunidad de estar pocas horas en la Capital de Panamá en visita del IAEDEN en 1985. Considero que los periodistas o el grupo de ellos quienes llevaron la investigación,  y  le dieron nombre y apellido de “Papeles de Panamá” a  su "TIE" -Trabajo de Investigación Estratégico- para ganarse la atracción del Gran Jurado - la comunidad internacional- les pareció que la palabra PANAMÁ era el panal de miel para impactar. Lo lograron, pero no deja de ser un craso error, mezclar el nombre de una NACIÓN que recién está aprendiendo a caminar y creciendo por el sendero de la democracia, con las viejas y hartas conocidas artimañas financieras en otros "Estados de putrefacción".
Aunque muchos solo sabemos lo que informa la multicolor prensa internacional, soy del criterio, igual al tuyo, de que " Poseer o ser parte de una empresa “Offshore” no es ilegal, por el contrario, podría ser conveniente y necesario, por razones de seguridad o estrategia comercial. Lo ilegal, sospechoso, inadecuado e inmoral es utilizarlas como medio para cometer un acto criminal, como es la evasión de impuestos, el lavado de dinero proveniente de la corrupción, el narcotráfico, de armas, personas y hasta de órganos humanos"
En mi opinión, si bien, el Estado panameño ha sido considerado como "PARAÍSO FISCAL" lo es en una realidad en el buen sentido de la palabra. Panamá es un país que tiene como política financiera el atraer, con seguridad jurídica, a ahorradores e inversionistas internacionales para coadyuvar al desarrollo y progreso del la República Panameña. Pero tampoco se puede tapar con un dedo la responsabilidad del gobierno panameño de velar porque, no solo en la letra sino en el fondo, se respete y actúe conforme a las leyes. Las leyes panameñas, de acuerdo a algunas opiniones, son muy estrictas. En ése fondo es en donde radica no el Paraíso Fiscal, sino el INFIERNO FISCAL. Pailas en las cuales miles de pecadores guardan el producto de sus malos e indebidos haberes.  Lo doloroso e imperdonable  es que al sacar los listados aparecerán mezclados tanto los pecadores mortales con los miles de ingenuos quienes, de buena fe creyeron, que sus recursos financieros bien habidos podrían estar protegidos con un mayor grado de seguridad ante eventuales situaciones económicas o políticas y hoy los meten y mencionan en el mismo saco, quedando en el ambiente el  cómo desvirtuar la noticia y sus consecuencias del efecto moral y material que les causa el haber aparecido su nombre en un listado de esa naturaleza e intención

El gobierno panameño en beneficio del sagrado nombre de su país, PANAMÁ y de la  confianza que debe garantizar a propios y extraños en la justicia como panal de inversión, debería aprovechar esta gran oportunidad para destapar las pailas del Bufete  Mossack Fonseca y dar su irrestricto apoyo a todos los países que soliciten información para averiguar el origen de los mil millonarios fondos convertidos en lícitos papeles a través de una telaraña de empresas también de papel y nombres.  El que la debe, no la teme.

Juan Jose Monsant Aristimuño
jjmonsant@gmail.com
@jjmonsant
El Salvador

Enviado a nuestros correos por
Daniel Chalbaud Lange
vonlange1939@gmail.com
@danielchalbaudl

Carabobo – Venezuela   

No hay comentarios:

Publicar un comentario