miércoles, 12 de diciembre de 2018

CARLOS PADILLA, ABSTENCIÓN: UN ESCENARIO PREPARADO


Con el apoyo y asesoría de la astucia cubana y de las organizaciones comunistas de todo el mundo, incluyendo, claro está, al Podemos de España, el régimen que desgobierna en Venezuela prepara y programa las elecciones con las cuales pretende vestirse de democracia.

1.- Escoge cuidadosamente las fechas y el objetivo de las elecciones en los lapsos que estima con más probabilidades de éxito y su equipo de asuntos electorales los “oficializa”, aumenta sus ofertas populistas para comprometer a sus beneficiarios.

2.- Con decisiones sobrevenidas, fuera del marco legal, ilegaliza a las organizaciones políticas con más peso electoral impidiéndoles la postulación de candidaturas. Tal es el caso de Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia, Vente Venezuela y cualquier otro que represente un peligro para sus planes.

3.- Escoge con criterio político a las “autoridades” que actuaran como coordinadores regionales, municipales y de centros que en el cada proceso; haciéndolas acompañar de representantes de las fuerzas armadas que también estan bajo su influencia.

4.- Centraliza y adapta la datología electoral a su criterio mediante el manejo cibernético de los procesos que controla.

5.- Se hace acompañar de algunos sectores políticos que, de buena o mala fé, creen que la participación en esos procesos les dará algunos dividendos políticos o numismáticos.

6.- Desestimula la participación de los sectores independientes mediante amenazas directas o vedadas sobre sus niveles de seguridad.

7.- Introduce noticias escandalosas que motivan a la población a ocuparse de ello y no del proceso electoral de que se trate.  

8.- Maneja los lapsos para votar al tenor de la capacidad de movilización de su estructura clientelar.

9.- Controla, antes y/o despues mediante presentaciones en centros paralelos a las mesas electorales a quienes tiene censados como beneficiarios de los programas populistas.

11. El desconocimiento de esos procesos por parte de gran parte de la comunidad internacional, que es acompañado por amplios sectores nacionales hacen propicios sus estimaciones abstencionistas.

10.- Previo los cálculos de las cantidades de votos que precisa para obtener los objetivos pre establecidos dirige sus esfuerzos para el logro previsto.

Mediante estos mecanismos, y algunos otros que se nos escapan, el régimen prepara con sumo cuidado sus escenarios abstencionistas manteniendo ilegalmente e inconstitucionalmente un organismo electoral cuyos ductores parecen tener carácter vitalicio.

Y el resto del país: ¡Bien…gracias!

Carlos Padilla
@carpa1301

No hay comentarios:

Publicar un comentario