viernes, 31 de julio de 2020

ADRIANA MORAN, POLÍTICA ¿HUMANITARIA?

Era ilógico suponer que el gobierno de Maduro que no ha hecho sino acumular fracasos, podría enfrentar con éxito la pandemia. Por eso, cuando las alarmas del mundo empezaron a sonar y supimos que era cuestión de tiempo para que la tragedia nos alcanzara, fuimos muchos los que pedimos a la oposición buscar un entendimiento para limitar el daño inevitable que el fenómeno biológico le haría a este país de gente empobrecida y con un sistema de salud en ruinas.

La pandemia no podía ser usada para profundizar la brecha entre dos grupos antagónicos por la simple razón de que lo que estaba en juego ya no era solamente la lucha por el poder político sino la supervivencia misma de la población. Y buscar un acuerdo humanitario, si somos demócratas, si lo que nos interesa es el bienestar de la gente, y si el poder que se busca es para cambiar este destino trágico de hambre y exclusión, significaba buscarlo por todos los medios posibles aún en contra de la terquedad de los que están en el poder.

Se trataba de insistir y de usar ese apoyo internacional acumulado no ya solo para presionar o acorralar al que gobierna, sino también para ponerlo al servicio de la única causa que puede ser importante cuando la supervivencia peligra.

Hubiera sido además una forma de volver a conectarse con la gente que ya no cree en nadie, que no tiene expectativas más allá de lo que pueda conseguir con las fuerzas que le quedan. Hubiera sido una forma de demostrar que sin renunciar al antagonismo político, este país les duele y que está primero que las ambiciones personales, que aunque legítimas, no podrán estar nunca por encima de la vida de millones.

Acusar todos los días a Maduro por lo mal que lo está haciendo y esperar que las cifras nos horroricen, que el sistema de salud privado y público colapsen, que la falta de ayudas económicas sumadas a la cuarentena maten de hambre a los que logren esquivar al virus y que el tamaño de la crisis sea tan inmanejable que haya que suspender las elecciones de diciembre, o mejor aún, que lo obligue a irse, es más que otra apuesta casi segura al fracaso de todos. Es también una forma muy pobre de presentarse como alternativa de poder.

Adriana Moran
adrianamoran@gmail.com 
@NuevaTec47 
https://laruta2019.blogspot.com/2020/07/adriana-moran-politica-humanitaria.html?spref=tw

MERCEDES MALAVÉ GONZÁLEZ, EL INSULTO


Cada día nos parecemos más a esa película libanesa que refleja el odio arraigado entre hermanos de una misma tierra. Odios que detonan por cualquier cosa y desatan violencia hasta la muerte: en una cola, en un pequeño incidente callejero, por un error involuntario que fue malinterpretado y exagerado por los prejuicios.


En esa espiral de rencores los pueblos pueden pasar décadas y siglos; transmitir el mal espiritual de generación en generación sin posibilidad de cambiar las cosas, simplemente por ignorancia, porque no se sabe vivir ni relacionarse con el distinto de otra manera.

Detrás del odio político, racial o religioso se oculta la personalidad auténtica de cada uno de nosotros: buenas intenciones, corazones maltratados, deseos de vivir mejor y de ser más felices.

Con insultos comenzó la campaña abstencionista propia de quienes no han profundizado suficientemente en nuestra tragedia nacional. Quizás porque no la padecen, permanecen desconectados del calvario venezolano del hambre, de la soledad, de la impotencia, de la pobreza, de la oscuridad.

El odio desatado es la causa de todos nuestros sufrimientos y de que no estemos dispuestos a re-conocernos como compatriotas. La palabra se usa para corromper los ambientes y cuando algún asesor les dice que el ABC de una campaña exitosa consiste en ser positivos, constructivos, atractivos, lucen tan falsos y postizos que nadie les cree.

Podríamos comenzar por contener el insulto. Desmontar los argumentos de odio y buscar lo constructivo, lo posible de ejecutar, lo real. La filosofía clásica define el mal como ausencia de bien, es decir, lo real es lo bueno. El bien es lo que se puede unir; el mal nos lleva al vacío, a perder lo que se tiene, como una tela que se va rasgando, el hueco es cada vez mayor y nadie procura remendar.

Hay personas que pasan a la historia por hacer el mal, y se reconocen por un cúmulo de errores, daños, destrucción. Su reputación no queda ilesa: permanecen señalados como ejemplo de lo que no debe ser imitado. Siguiendo la parábola, son los sembradores de cizaña que amenazan con asfixiar el trigo, y están en todas partes: en el chavismo, en la oposición, entre intelectuales, en las academias, en los condominios, en los consejos comunales, en los partidos políticos, en Venezuela y fuera de ella.

Muchos de ellos están instalados en las redes sociales, ocultos porque no tienen ninguna fuerza ni capacidad de ejecutar nada; con razón les llaman guerreros del teclado.

Se reconocen por su capacidad destructiva, tóxica, cizañera, nociva, resentida. Si son carismáticos atraen a otros y dañan más. Si son eficaces no descansan y minan todo su contexto.

Las personas de bien que elevan nuestra historia tuvieron defectos, sintieron rabia y resentimiento pero supieron contener su propio instinto de vacío y destrucción para llenarse del mucho o poco bien a su alrededor. Y transmitirlo.

¿Qué tal si comenzamos a combatir la nada y el vacío dejando de lado los insultos?

Mercedes Malavé
mmmalave@gmail.com
@mercedesmalaveg
@DiarioTalCual 

ENRIQUE AVOGADRO, ¡QUÉ CANALLAS MÁS INEPTOS!, DESDE ARGENTINA

"¡Qué cosa más maravillosa es el pánico, esa partera de la Historia!",  Antonio Scurati

Cuando pienso en que corruptos condenados como Amado Boudou o Julio de Vido, entre tantos otros, y los muchos delincuentes comunes que, excarcelados por un supuesto miedo al contagio de Covid-19, han vuelto a cometer delitos cada vez más violentos, no puedo menos que recordar qué está sucediendo en los penales donde se encuentran detenidos adultos mayores con edades que van de los 65 a los 93 años, presos políticos a los cuales se les ha negado, desde 2003, todas las garantías constitucionales. 

La situación real fue denunciada nada menos que por Claudio Cirigliano, cómplice de Ricardo Jaime en los robos al Estado que causaron el crimen de Once con sus 51 víctimas. El ex concesionario ferroviario se manifestó aterrado ante el traslado al penal en que se encuentra -Ezeiza- varios militares contagiados por el virus. Ese panorama se replica en la cárcel de Campo de Mayo, donde 34 presos políticos se han contagiado y varios guardiacárceles han sufrido la misma suerte. 

De este patético cuadro son responsables, sin solución de continuidad, esta sociedad que integramos, tan miserable, hipócrita y cobarde, Néstor y Cristina Kirchner, Mauricio Macri y Alberto Fernández y, en mayor grado aún, los asesinos togados que los han condenado, literalmente, a muerte. En el mundo occidental no se registra antecedente alguno al cual esta situación resulte comparable, tanto por el tiempo transcurrido desde los hechos -44 años- cuanto por todas las violaciones de derechos descripta más arriba. Ni los criminales nazis juzgados en Neuremberg después de la II Guerra, que perdieron, sufrieron tanta saña como estos oficiales que vencieron en el terreno militar a las organizaciones terroristas más fuertes de los 70's. 

En el otro extremo del problema se encuentra el confinamiento que se instauró en la Argentina hace ya 128 días. Sin negar la importancia de la mortalidad ni, por supuesto, el dolor de los familiares por cada uno de los fallecimientos, y sabiendo ya que ninguna vacuna estará disponible, como mínimo, hasta el año próximo, no podemos dejar de formularnos algunas preguntas: cuándo, finalmente, se vuelva a la normalidad en el AMBA, ¿el virus habrá dejado de ser peligroso?; si no es así, ¿se contagiarán aquéllos a quienes se ha confinado masivamente?

Pero ha sido útil a un gobierno cuya sede se encuentra, sin duda alguna, en el Instituto Patria, la guarida de Cristina Fernández. Y ello así porque la cuarentena le ha permitido levantar sucesivos velos sobre la realidad y, en especial, sobre sus objetivos.  Está ya claro que estos son dos: la impunidad para sí misma, su familia y sus cómplices (si es que a éstos no los matan antes, como sucedió con Fabián Gutiérrez); y la creciente intervención del Estado, con el objetivo concreto de que todos los ciudadanos terminen dependiendo de la caridad pública, al mejor estilo cubano y venezolano, y convertir a la libertad y al ejercicio de los derechos en una merced oficial. 

A paso redoblado, está avanzando sobre el Poder Judicial, donde pretende remover a diez jueces, modificar el organigrama del fuero federal penal -precisamente el que debe juzgar los innumerables delitos cometidos por la organización gangsteril que encabeza- y remover al Procurador General; si lo logra, con la complicidad del Presidente, todas las vacantes serán llenadas con militantes de Justicia Legítima. Los proyectos serán enviados al H° Aguantadero la semana próxima, pero ya sabemos que el nuevo "comité de expertos" legales que aconsejará a Alberto Fernández estará integrado, entre otros, por Carlos Beraldi, el abogado de Cristina.. 

Y en el segundo aspecto, a la fracasada (pero aún no descartada) expropiación de Vicentín se sumó, esta misma semana, la pretensión de rescindir la concesión a Edesur. Si la concretara, los argentinos volveremos a pagar sumas multimillonarias que se sumarán a las que ya afrontamos por Aguas Argentinas, Aerolíneas Argentinas, YPF, etc. 

A mi edad, me he vuelto escéptico, y por eso confío en podremos evitar tan terrible destino por la total ineptitud que este Gobierno ha mostrado en todos los campos, sea en las áreas de salud, seguridad, educación, defensa, relaciones exteriores,  acción social y hasta de negociación de la deuda, a todo lo cual debemos agregar los conflictos internos que lo afectan. 

Pero ello no obsta a que reclamemos a toda la oposición democrática que, como ya hicieron los empresarios y los gremialistas, se siente a una mesa y acuerde las 10 o 15 políticas de Estado indispensables para salir de la crisis socio-económica cuyo pico se acerca inexorablemente y para torcer el rumbo de decadencia que adoptamos hace ya ocho décadas. Con ese proceder podrá dejar de ser mera relatora de la realidad y reunirse con el Gobierno para intentar que éste comprenda hacia dónde nos está llevando y cambie el derrotero antes de que sea irreparablemente tarde.

El 17 de Agosto volveremos a la calle para exigirlo.

Enrique Guillermo Avogadro
ega1@avogadro.com.ar
ega1avogadro@gmail.com
@egavogadro
Argentina

ALFREDO CEPERO, TODAS LAS VIDAS VALEN, LAS BLANCAS Y LAS NEGRAS, DESDE ESTADOS UNIDOS

Black Lives Matter quiere anarquía para destruir las estructuras de esta sociedad democrática y construir sobre sus escombros una sociedad totalitaria.

Los terroristas del movimiento Black Lives Matter están utilizando el asesinato de George Floyd por un  policía de Minneapolis para promover su agenda de destrucción y muerte. Por su parte, la prensa cómplice de la izquierda ignora en su totalidad el infierno desatado por estos vándalos y los presenta como protestantes pacíficos. Pero nada está más lejano de la realidad que presentar como ciudadanos pacíficos a unos delincuentes que queman, destruyen y matan en el proceso de transformar radicalmente una república constitucional en un estado totalitario. La piedra en su camino es un Presidente Donald Trump con posibilidades de ser reelecto el próximo 3 de noviembre. Por eso han decidido darle un golpe de estado en la forma de reducir sus posibilidades de resultar reelecto. 
Hablando claro y al grano, esta gente no quiere justicia para George Floyd y su familia. Esta gente no está ejerciendo su derecho a la libertad de expresión al amparo de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Black Lives Matter quiere anarquía para destruir las estructuras de esta sociedad democrática y construir sobre sus escombros una sociedad totalitaria. Cada vez que se les haga una concesión inventarán otro pretexto para seguir destruyendo porque su verdadero objetivo no es la justicia sino el poder absoluto. Por eso, no se han ido a casa y se han pasado más de dos meses amargándole la vida a las personas respetuosas de la ley. De ahí que, para entender mejor este acertijo, es importante que pasemos una breve revista al origen y a la conducta de Black Lives Matter.

Estos facinerosos asomaron por primera vez su cabeza diabólica en diciembre de 2014, en Baton Rouge, Louisiana. Tres días después del asesinato de cinco policías y docenas de heridos en la ciudad de Dallas, los protestantes de Baton Rouge se preguntaban a pulmón abierto: "¿Qué queremos?"  y se contestaban "Policías muertos". Y seguían: "¿Cuando los queremos?"  para contestarse: "Ahora mismo". Por eso demandan que se reduzcan los presupuestos para los departamentos de policías como una forma de debilitarlos primero y eliminarlos después.

Si alguien tiene todavía dudas sobre la maldad de estas sabandijas haría bien en echar una mirada a la página web de Black Lives Matter donde se afirma: "Defendemos la vida de los homosexuales, los transexuales, los discapacitados, los indocumentados, los que tienen antecedentes penales, las mujeres y todas las vidas negras a lo largo del espectro de todos los géneros".  Como diría el personaje de  Chicharito del antiguo teatro cubano: "Allá va eso". De las vidas blancas ni una sola palabra.

En el plano personal, tuve hace varios días un asiento de primera fila en el programa The Story, de la cadena Fox News, que conduce la periodista Martha MacCallum. En el curso de una entrevista a un representante de Black Lives Matter en la ciudad de Nueva York, Martha le preguntó al invitado cuales eran los objetivos de su organización. Con la mirada fija en la periodista el entrevistado amenazó:"Si este país no nos da lo que queremos le daremos fuego al sistema y lo sustituiremos por otro."  Martha quedó petrificada y su expresión de consternación y terror fue representativa de los millones de americanos que se sienten amenazados por la violencia indiscriminada de Black Lives Matter en los últimos meses.

Veamos ahora la otra cara de esta devaluada moneda. Comencemos por entender que aquí no estamos hablando de un movimiento orgánico cuyo objetivo principal es la justicia social; porque  Black Lives Matter es mucho más siniestro. De hecho, este movimiento ha unido estrechamente sus reclamos de justicia para los negros a ideas fundamentales que son la antítesis de cualquier convicción del cristianismo bíblico.

He aquí tres razones por las cuales Black Lives Matter es incompatible con el cristianismo bíblico: Black Lives Matter se propone desmantelar la definición bíblica de la familia. Black Lives Matter está a la vanguardia de la defensa de la homosexualidad. Black Lives Matter define como normal la confusión de género y se propone convertir en héroes a aquellos a aquellos que están confundidos.
Ya que nos hemos adentrado en el plano bíblico, cabe ahora preguntarnos: ¿Está Dios interesado en la justicia? ¡Definitivamente! En Isaías 61:8 Dios ha dicho de sí mismo: "Porque Yo, el Señor, amo la justicia". Y otra  pregunta: ¿Está Dios interesado en la vida? ¡Seguro, porque por encima de todas las cosas creadas solamente los seres humanos fuimos diseñados y moldeados según su imagen y semejanza! En Génesis 1:26 leemos: "Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen (b'tsalmeinu), conforme a nuestra semejanza (kid'muteinu); y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra".

En otro aspecto de este candente tema, los militantes de Black Lives Matter  son una negación de las enseñanzas del Dr. Martin Luces King, Jr., quien siempre predicó a favor de la inclusión de todas las razas en una gran sociedad americana. Black Live Matter trabaja por la exclusión de los blancos de una sociedad ficticia donde los privilegios sean reservados para los negros. Una especie de venganza de lo que Black Lives Matter califica actualmente como los privilegios de los blancos.

Vayamos a King  para encontrar en él la vacuna contra este virus de odio que ha convertido en pesadilla el gran sueño americano. Su voz estentórea suena todavía en mis oídos cuando dijo: "Yo tengo un sueño, que mis cuatro hijos pequeños vivan un día en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter." Y en otra de sus frases inmortales nos dio la fórmula para la convivencia civilizada cuando dijo:"La oscuridad no puede destruir a la oscuridad; solamente la luz puede hacerlo. El odio no puede destruir al odio; solamente el amor puede hacerlo." Amén.

Otro pastor cristiano, el Reverendo Franklin Graham, ha participado en este diálogo nacional. Graham ha dicho:"Las palabras Black Lives Matter son totalmente correctas y tienen un gran significado. Una cosa que los negros, los blancos, los hispanos, los asiáticos y todos los demás tenemos en común es que todos fuimos creados en la imagen de Dios. Jesucristo murió en la cruz por los hombres de todas las razas."

Por lo tanto, definitivamente debemos defender la justicia, predicar la misericordia y profesar la humildad\ ante Dios nuestro Señor. Porque tanto las vidas de los negros como las de los blancos son valiosas. Los cristianos en primera fila. Pero no intentemos hacerlo en nombre de una organización que desprecia los evangelios y contradice al único Dios con la capacidad de traernos una paz perdurable.

La Nueva Nacion 
alfredocepero@bellsouth.net
@AlfredoCepero
Estados Unidos

RICARDO VALENZUELA, ¿QUIÉN ES REALMENTE DONALD TRUMP?, REFLEXIONES LIBERTARIAS, DESDE MÉXICO

Los últimos 4 años mi aventura política ha sido una gran lección que me ha enseñado cómo las pasiones políticas, mal-manejadas, llegan a romper lazos de toda una vida. El apoyar a Donald Trump me ha costado amigos, repudio de los economistas libertarios light, y casi un linchamiento cuando tuve la osadía de ir a un supermercado del barrio chicano de Tucson con mi gorra MAGA. Y yo me pregunto ¿Por qué ese odio? 

Dicen que los verdaderos amigos se hacen en la niñez y, ante los problemas, son los que siempre se forman a tu alrededor. Sin embargo, yo tuve la fortuna de encontrar un amigo especial ya en mi vida adulta. Un tipo muy diferente a las multitudes sin rostro llamado Gary Triano. Alguien que siempre vivió al filo de la navaja y muriera de la misma forma cuando, al montarse en su auto, explotara una potente bomba en un asesinato solicitado por su ex esposa para cobrar su seguro de vida. 

A inicios de los años 90, Gary fungiría como anfitrión en una visita a Tucson del empresario de moda, Donald Trump. Me invitaba a una cena en su casa para tan distinguido visitante y, aclaraba, sería para poca gente. Yo, como todo mundo, tenía información de quien era Trump, un hombre que antes de sus 40 años había construido una impresionante fortuna operando no solo en EU, también en otros 10 países. Un hombre que, además, tenía otras bendiciones como un padre gran emprendedor que lo dirigiera por esa complicada ruta de los grandes negocios, muy buen atleta en su época de estudiante, e inclusive, tuvo una oferta para jugar beisbol profesional. Pero, sobre todo, un hombre a quien Ronald Reagan en una carta lo animaba a participar en política, misma petición que le había hecho John Kennedy Jr.  

La invitación no me entusiasmaba, pues Trump, portaba la reputación de ser arrogante, brusco y de un complejo de superioridad que seguido exhibía. Fue cuando recordé una entrevista que le hicieran a Reggie Jackson y le preguntaban “¿Piensas que José Canseco es un tipo sangrón?” Hace una pausa y responde: “Si tienes 25 años, tienes un físico de actor de Hollywood, tu porcentaje de bateo es superior a 300, pegas más de 40 jonrones, produces más de 100 carreras, robas 40 bases, ganas millones de dólares y a la salida de cada juego tienes 100 jovencitas esperándote, deberías ser sangrón porque con esas estadísticas tienes el deber de serlo”. Fue cuando me invadió la curiosidad y decidí aceptar la invitación.  

En la cena los invitados éramos solo cinco. Al transcurrir la noche se fue develando un hombre totalmente diferente a la reputación con la que la gente lo identifica. Emergía un hombre tranquilo, mesurado, de gran carisma que con genuino interés preguntaba a los asistentes de sus actividades, pedía opiniones sobre diferentes temas mostrando conocimientos profundos y una inteligencia fuera de serie. Los invitados revirábamos preguntando a lo que el respondía con precisa puntería. Me impresionaban sus conocimientos de economía y finanzas antes de saber su alma mater era la escuela de economía y negocios de una universidad elite, la Universidad de Pensilvania. Pero, sobre todo, cuando, al saber yo era mexicano, con gran interés me interrogaba acerca del país. 

Después del evento, de regreso a mi casa repasaba cómo se derrumbaba la imagen que yo tenía de este hombre y, sobre todo, la imagen equivocada que tanta gente tenía de él, y construía una diferente. Definitivamente, el hombre me había impresionado, me había caído muy bien y presentía algo más que luego mi buen amigo Gary me lo develaría. 

Días después veía a Gary y, a boca de jarro, me dice, “Trump te cayó bien ¿no? pero ¿sabes por qué?” no, reviro confundido. “Porque tú y él se parecen”. Con sorpresa le respondo, “ah chingados ¿Cómo qué nos parecemos?” Con una sonrisa procede. “Sí, Trump, como tú, es un salvaje chero gringo. No se calla lo que piensa y lo echa fuera con brusquedad. Si lo insultan, revira esos insultos, si lo atacan, viene luego su contrataque con más fuerza. En su juventud, como tú, fue un peleonero de barrio. Como tú, piensa que los gobiernos son ineptos, corruptos y conducen los países hacia el precipicio. No le importa lo que la gente piense de él y se divierte escuchándolos. Como tú, es orgulloso, soberbio, terco y le cuesta mucho aceptar consejos. Los dos son una especie de kamikazes frente las figuras de autoridad”. 

Yo permanecía con la boca abierta y le digo. “Pinche Gary ¿desde cuándo me has estado psicoanalizando? ¿que eres psiquiatra?” Me responde, “desde que te conocí, chero, y no necesito ser psiquiatra porque tú, como él, no esconden nada ni tratan de actuar algún papel pues son, y no lo cito como virtud, dos libros abiertos en los que todo mundo puede leer, los dos son broncos, bruscos, agresivos, explosivos y es muy fácil hacerlos enojar. Pero, muuyy en el fondo son nobles y muy buenos amigos. Son, como platicabas de tus vaqueros lidiando con los caballos broncos enfermos”, le completo el pensamiento; “no se dejan curar parados”. “Exacto”, responde Gary. “Por eso te cayó tan bien”. 

Para cerrar le digo, “pero también tenemos grandes diferencias” “¿Cuáles?” Pregunta Gary. Le digo,” como unos 100 puntos en el coeficiente de inteligencia, 10 billones de dólares y él es abstemio”. 

Lo vería algunas veces en mis viajes a NY que en esos años eran casi mensuales. En una de esas ocasiones, invitado por él, asistí a una conferencia que impartía en una prestigiada empresa en la cual, entre otras cosas, exhibía gran conocimiento de la teoría Supply-Side que demuestra cómo la reducción de impuestos provoca crecimiento económico al asignar más recursos a las actividades privadas. Y es lo que ya ha activado con la ayuda de Art Laffer, uno de sus creadores y, con la explosión económica que ha provocado, demuestra esa verdad que los demócratas han saboteado. 

Pero, cuando mis actividades ya no lo requerían me ausentaba de NY y se enfriaba la conexión hasta que, días antes de la elección del 2016, me invitaban a una reunión en Phoenix de un grupo pequeño con él. Me saludó con gusto y comentamos la muerte de Gary. En el trascurso de la reunión me pude dar cuenta era el mismo que yo había conocido hacía tantos años, pero, con sus herramientas más desarrolladas, afinadas y, en especial, con pasión exhibiendo su propósito de regresar el país a su grandeza derrumbando el esquema de saqueo operado por Demócratas y Republicanos por igual y, en especial, por los organismos internacionales y otros países. 

Un hombre que, con activos tan difícil de encontrar, es odiado y temido por el EP porque saben que los puede detener y, por eso, durante cuatro años han tratado de destruirlo. Ese es el hombre que yo he conocido durante casi 30 años, no el demonio que describe la media porque así lo ordenan sus amos cuando les entregan sus cheques. No es político y decidía participar en una elección, no en un concurso de simpatía, no necesitaba ser presidente para hacerse millonario, pero, al ver la descomposición política y la forma en que se estaba destruyendo el país, abandonó sus negocios para rescatarlo porque, además, ama su patria, es hombre temerario y decidido.    

Ricardo Valenzuela 
elchero@outlook.com 
@elchero
HTTP://REFUGIOLIBERTARIOL.BLOGSPOT.COM
México

El mercado libre no ofrece garantías, privilegios especiales, favores, monopolios, oligopolios, subvenciones, ventajas, protecciones, subsidios, apoyos, tratamientos especiales, distinciones, dádivas, cancelación de deudas, en pocas palabras, como lo afirmara Milton Freedman, no hay free lunch. Por eso es tan impopular y por muchos odiado.

jueves, 30 de julio de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, VIERNES 31/07/2020

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ, LA BANDA SE DESINTEGRA ACELERADAMENTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Me refiero a quienes durante estos años han tenido el control de los distintos mecanismos de poder. Civiles y militares. Si bien es cierto que en la llamada oposición también existen problemas serios que dificultan el avance, no es menos cierto que en lo que fue el amplio mundo de base, el nivel medio y en las alturas del régimen hay tremenda incertidumbre sobre lo que sucede y lo que pueda suceder en las próximas semanas. Nadie confía en nadie. Todo el mundo es sospechoso. Muy pocos están solventes. La mayoría tiene secretos políticos y financieros de alta factura, socios fuera de... más »

TRINO MÁRQUEZ, EL ÁRIDO CAMINO DE LA NEGOCIACIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 12 minutos
La sola presencia en el país de la delegación del reino de Noruega, que vino a actualizarse sobre la situación humanitaria y política nacional, inmediatamente desató la ira de los sectores más radicales, tanto dentro como fuera de Venezuela, y la respuesta destemplada de varios dirigentes políticos de quienes cabría esperar reacciones más sensatas frente a las maniobras ejecutadas por el régimen de Nicolás Maduro, que trata de limpiar un poco su deteriorada imagen internacional. Pareciera existir una relación directamente proporcional entre la lejanía y el grado de extremismo de l... más »

VÍCTOR A. BOLÍVAR, LOS HONORARIOS DEL HAMBRE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
“El talento sin probidad es un azote”. Simón Bolívar Los delitos de delincuencia organizada, corrupción y narcotráfico, entre muchos más, así como las violaciones de los derechos humanos, se han incrementado de tal manera en Venezuela que lamentablemente ya forman parte de su vida cotidiana. Esta característica fundamental casi que ha sido el sello distintivo que ha llevado al país a ocupar los peores lugares en los monitores nacionales e internacionales especializados en llevar las estadísticas en esas áreas. De forma tal que lo que pasa en Venezuela no se queda en Venezuela, nues... más »

OSCAR ARNAL, PUTREFACCIÓN MARXISTA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Los que nacimos en los años 60, vivimos en un país pleno de oportunidades. Cada 5 años el pueblo eligió un presidente distinto. Se habló incluso de la ley del péndulo, donde se alternaba el poder. El bipartidismo fue la constante y la izquierda no levantó vuelo. Había además sido derrotada cuando intentó la lucha armada contra los gobiernos democráticos. La pacificación se concretó en el primer gobierno de Rafael Caldera. La izquierda sufrió una transformación cuando sus dirigentes se dieron cuenta del fracaso que se estaba operando en Cuba y en la Unión Soviética. Eran regímenes m... más »

JUAN DE DIOS RIVAS V., VENEZUELA NECESITA VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS PARA GOBERNAR, LÓGICAS Y UTOPÍAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 26 minutos
Todo está muy mal… el caos, la corrupción y vagabundería que hay arriba en el alto Gobierno, en Gobernaciones, Alcaldías, Asamblea Nacional, Tribunales, Notarias, FANB, Policías, PDVSA, CVG, Corpoelectrica, Acueductos y Servicios Públicos es inmoral, para colmo los Bancos, Seguros, Empresas, Productores, Comercios, Supermercados, Abastos, CLAP, Médicos, empleados,trabajadores y Buhoneros especulan, venden o cobran en dólares, adulteran, venden productos malos, corrompen y engañan sin disimulo, este mal comportamiento es la enseñanza que deja el Socialismo/Comunismo/Chávez/Maduro/Op... más »

CARLOS PADILLA, PLEBISCITANDO ES UN GERUNDIO PRACTICABLE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
Un llamado a Raúl Amiel, Luis Balo Farias, Felipe Pérez Martí, Luis Manuel Aguana y Carolina Jaimes B. La palabra plebiscitando es una forma no personal del verbo que expresa duración de la acción verbal y muchos formadores de opinión entre ellos Raúl Amiel, Luis Balo Farias, Felipe Pérez Martí, Luis Manuel Aguana y Carolina Jaimes B. nos vienen hablando de esa posibilidad. Cada uno de ellos, en su propuesta, con diferencias procedimentales, proponen la realización de un plebiscito que vulnere la realización de las elecciones impulsadas por el régimen y en el cual partici... más »

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ, LA BANDA SE DESINTEGRA ACELERADAMENTE

Me refiero a quienes durante estos años han tenido el control de los distintos mecanismos de poder. Civiles y militares. Si bien es cierto que en la llamada oposición también existen problemas serios que dificultan el avance, no es menos cierto que en lo que fue el amplio mundo de base, el nivel medio y en las alturas del régimen hay tremenda incertidumbre sobre lo que sucede y lo que pueda suceder en las próximas semanas. Nadie confía en nadie. Todo el mundo es sospechoso. Muy pocos están solventes. La mayoría tiene secretos políticos y financieros de alta factura, socios fuera de la burocracia y nuevos “empresarios” encargados de las operaciones concretas para el manejo del dinero sucio. Hasta esos testaferros están sufriendo por lo que sucede en el mundo y sus “patrones” temen que a la hora de la verdad, se alcen con lo que deben manejar. Unos y otros están en peligro. El mundo ha cambiado mucho y no hay secretos eternos. Casi todo se sabe. Las consecuencias están siendo inevitables.

Se multiplican las delaciones. No los contactos de “opositores” con ellos, los ha habido y los hay, sino a la inversa. Cada día son más los que buscan contactos para ofrecer información a cambio de seguridad de sus personas, de sus familias y de sus riquezas mal habidas pero ya ubicadas en buena parte del mundo.

Mientras tanto en el país se agudiza la miseria infame a la que lo han conducido los bárbaros más caros de la historia contemporánea de Venezuela, del continente y de buena parte del mundo. Está a la vista de y no vale la pena continuar describiendo el trauma generalizado. La gente aspira a un cambio radical y urgente para iniciar la construcción del nuevo país. Sobre bases distintas y mejores que las que tenemos y de las que teníamos antes de estas dos largas décadas.

Hay muchos documentos serios de distintos sectores de la vida nacional. En general, con pequeñas observaciones a algunos, bastante acertados tanto en el diagnóstico como en el señalamiento de rutas y programas concretos para profundizar la tarea pendiente. De todos ellos quiero destacar el recientemente hecho público del CONSEJO SUPERIOR DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA. En él la UNIDAD DEMÓCRATA CRISTIANA EXHORTA A LA UNIDAD DEL PAÍS DEMOCRÁTICO PARA LOGRAR LA LIBERACIÓN DEL PAÍS.

El llamado es tanto a los dispersos copeyanos de hoy, a los socialcristianos militantes o no, sino también a los demócratas de los demás partidos e independientes, al liderazgo económico y social del país, a las Iglesias de conformidad con lo planteado sistemáticamente por la Conferencia Episcopal Venezolana. Llegó la hora. El mundo espera por nosotros.

Oswaldo Álvarez Paz
oalvarezpaz@gmail.com 
prensaalianzapopular@gmail.com 
@osalpaz 

TRINO MÁRQUEZ, EL ÁRIDO CAMINO DE LA NEGOCIACIÓN

La sola presencia en el país de la delegación del reino de Noruega, que vino a actualizarse sobre la situación humanitaria y política nacional, inmediatamente desató la ira de los sectores más radicales, tanto dentro como fuera de Venezuela, y la respuesta destemplada de varios dirigentes políticos de quienes cabría esperar reacciones más sensatas frente a las maniobras ejecutadas por el régimen de Nicolás Maduro, que trata de limpiar un poco su deteriorada imagen internacional. 

Pareciera existir una relación directamente proporcional entre la lejanía y el grado de extremismo de las posiciones. Mientras más alejadas de Venezuela se encuentran algunas personas, más extremistas se muestran. Da la impresión de que se desayunan con alacranes y almuerzan con una mapanare. Lo peor es que entre algunos profesionales de la política ocurre igual. No son capaces de colarse por los intersticios dejados por el gobierno en su afán de sobrevivir en el cuadro tan adverso que enfrenta. 

El G-4, en vez de poner ciertas condiciones razonables para conversar y negociar tal cual sugiere la delegación de Noruega, país que no descansa en su afán de lograr un acuerdo inteligente entre el gobierno y la oposición, inmediatamente descarta cualquier posibilidad, señalando que el diálogo quedó cancelado una vez Nicolás Maduro, en agosto de 2019, decidió levantarse de la mesa de conversaciones, cuando acusó a Juan Guaidó y al resto de la oposición de apoyar las duras sanciones aplicadas por el gobierno de Donald Trump. Maduro adoptó esa postura radical porque sabía que el proceso de diálogo marchaba hacia un acuerdo inevitable: la convocatoria a elecciones libres con supervisión internacional. Este evento marcaría el fin de su mandato y el de la era chavista-madurista. Sería suicidarse en primavera. No quiso asumir ese costo.

Ahora también aspira a seguir engrapado al poder, pero la situación de su gobierno es peor que hace un año. El punto fundamental donde se  apoya Maduro es la fuerza represiva y coercitiva de su régimen. El consenso que todo sistema, por más autoritario que sea, trata de construir, se ha reducido a su mínima expresión. Las sanciones económicas, el derrumbe de la producción y los ingresos petroleros, el retroceso de la actividad económica en medio de la pandemia de la Covid-19 y la imposibilidad de recibir un auxilio sustantivo de sus aliados políticos en el plano internacional, lo  han llevado a buscar reducir las aristas más filosas de su nefasto gobierno. Por eso invita a los noruegos. El único ente autorizado a permitir la entrada al espacio aéreo nacional es el Gobierno. Resulta obvio que sin el beneplácito de Maduro, el avión que trajo a esa delegación no habría podido ingresar a Venezuela.  

La reacción tan desafortunada del G-4 la explico por dos razones. La primera es la precariedad, casi inexistencia, de partidos políticos; estos carecen de direcciones nacionales en las cuales se evalúen con serenidad y profundidad los distintos aspectos de un proceso.  En segundo lugar, la excesiva dependencia de las organizaciones políticas internas con respecto de los líderes que se encuentran en el exilio o alojados en embajadas. Tal parece ser el caso de Primero Justicia y Voluntad Popular, cuyas direcciones  domésticas no parecen tener el nivel de autonomía y poder que les permitan tomar decisiones importantes de forma autónoma. Las directrices son trazadas por figuras demasiado alejadas del acontecer diario e influidas por  factores externos que distorsionan la realidad interna.

El diálogo y la negociación sólo pueden rechazarse cuando uno de los factores en conflicto –sea ejército nacional, partido o grupo- posee tal fortaleza, que el acercamiento al adversario puede interpretarse como un signo inconveniente de debilidad.   Ese no es el caso de Venezuela. La oposición se encuentra en extremo disminuida: con partidos raquíticos y organizaciones civiles –sindicatos, gremios, asociaciones y federaciones estudiantiles- menguadas. Por el lado del gobierno ocurre otro tanto: el PSUV se transformó en una maquinaria burocrática alejada de la gente. El baluarte del régimen reside en la creciente capacidad represiva que ha levantado. La maquinaria represiva constituida por fuerzas formales -FANB, FAES, Dgcim, PNB- e informales –los colectivos y grupos irregulares como las FARC y el ELN, especialmente al sur del país-, representan su mayor fortaleza. 

Sin embargo, Maduro y su círculo íntimo saben que, como le gustaba decir a Napoleón, los fusiles sirven para todo, menos para sentarse en ellos. La capacidad de coerción es útil para mantener sometida a una sociedad y sembrar terror, pero no para consolidar el liderazgo, ni disfrutar indefinidamente del poder. Por esa razón tratar de negociar. Allí existe una debilidad que la oposición debería cultivar aprovechando al máximo las pocas fortalezas que posee. La más importante: el apoyo internacional, donde Noruega es una pieza importante. 

Trino Marquez Cegarra
trino.marquez@gmail.com
@trinomarquezc

VÍCTOR A. BOLÍVAR, LOS HONORARIOS DEL HAMBRE

“El talento sin probidad es un azote”. Simón Bolívar

Los delitos de delincuencia organizada, corrupción y narcotráfico, entre muchos más, así como las violaciones de los derechos humanos, se han incrementado de tal manera en Venezuela que lamentablemente ya forman parte de su vida cotidiana. Esta característica fundamental casi que ha sido el sello distintivo que ha llevado al país a ocupar los peores lugares en los monitores nacionales e internacionales especializados en llevar las estadísticas en esas áreas. De forma tal que lo que pasa en Venezuela no se queda en Venezuela, nuestro caso es mundialmente famoso.

Los carteles, mafias, clanes, pandillas, pranes, grupos irregulares y otras formas asociativas para delinquir, son parte de una estructura de mayor envergadura que las hace ver como meras formas alentadas para la consecución de un gran objetivo: la hegemonía en el poder de una gran corporación criminal.

En el campo de la corrupción, una de la modalidades más comunes -utilizada para robarse nuestro patrimonio público- ha sido la denominada empresa de maletín. Cadivi resultó ser un verdadero paraíso para su proliferación y consolidación como mecanismo idóneo para la expatriación indebida de capitales. En abril de 2016, el exministro Navarro ratificaba que durante los años 2012 y 2013 el gobierno venezolano perdió, en empresas de maletín, entre 20 y 60 millardos de dólares. Solo imaginemos su crecimiento exponencial al día de hoy.

En ocasiones hay empresas que realmente existen; sin embargo, luego de recibir el pago total de lo contratado o gran parte del mismo, incumplen de la misma manera la obligación a la que estaban constreñidas, trátese de obras o entrega e instalación de equipos y otros bienes. El sobreprecio, convenido y repartido entre los actores de esta trama criminal, es uno de sus elementos más característicos.

Además de las gruesas cuentas, mansiones, lujosos carros, yates, misses, aviones y todo tipo de propiedades, los que manejan esas empresas disponen de un entramado de lobbistas, comunicadores, asesores de imagen, políticos, socios y gobernantes en diferentes partes del mundo; así como de grandes bufetes de reconocidos abogados, que conforman todo un “dream team” que les garantiza impunidad, invulnerabilidad, inclusión y reconocimiento social, que transmiten una increíble omnipotencia.


A Alex Saab se le imputa ser uno de ellos. Tal vez el más emblemático por las implicaciones que tiene. Ha dejado rastro de su actividad por muchos países desde que comenzó en su natal Colombia como un simple buhonero hasta llegar a Venezuela, donde consolidó su imperio. Ecuador, Panamá, México, Turquía e Irán, entre otros, han sido terreno fértil para sus andanzas, por las que ha sido acusado de lavado de activos, enriquecimiento ilícito, exportación e importación ficticia y estafa agravada y sobornos. Estuvo involucrado en los Panamá Papers.

Sin embargo, en lo que a nuestro país concierne, queremos precisar y calificar dos aspectos muy relevantes y reveladores, así como una consideración final, como colofón, sobre su defensa. El primero de esos aspectos tiene que ver con la empresa Fondo Global de Construcciones.  Empresa creada en 2011, días antes de la firma del convenio entre Colombia y Venezuela, para colaborar con el programa Gran Misión Vivienda Venezuela mediante la instalación de casas prefabricadas. Este contrato fue asignado sin licitación. Parece que en definitiva es el pueblo venezolano es el que paga los platos rotos al ver cómo el dinero del erario público que se destinó para contar con viviendas dignas no cumplió con tal objetivo. Cabe preguntarse por ese derecho humano conculcado, establecido como tal en el derecho patrio y en los tratados internacionales.

El segundo lo constituye la acusación de soborno a funcionarios venezolanos y la canalización de más de 350.000.000 de dólares a cuentas en el extranjero como parte del programa de alimentos subsidiados (CLAP), según un reporte emitido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. También en este aspecto se denuncian serias irregularidades que evidencian un grave caso de violación de los derechos humanos del pueblo venezolano, también estipulado como tal en el derecho patrio y en los tratados internacionales.

La consideración final alude a la defensa de Alex Saab por parte del despacho de abogados International Legal Office for Cooperation and Development (Ilocad), fundado y dirigido por Baltasar Garzón. El asunto de su desempeño en este caso no se debe despachar conforme a los naturales parámetros deontológicos que rigen el ejercicio del derecho. La relación cliente-abogado la dejamos de lado, nuestra observación va mas allá de la ética en la que debe enmarcarse esa relación. Consideramos que este asunto debe centrarse en la integridad del abogado, en este sentido, se ha sostenido que el abogado mantendrá la honestidad llevada a la acción e identificará todas sus actuaciones facultativas con aquellas convicciones que hubiera alcanzado con su ciencia, previa y reflexivamente desde su honestidad, sin romperse haciendo cosa distinta por circunstancia alguna.

Sería poco el espacio para enumerar los emblemáticos casos y la gran experiencia profesional y docente del abogado Garzón. Queremos poner el énfasis en lo que ha enseñado y transmitido al mundo entero el prestigioso abogado. Son innumerables sus seminarios, conferencias, foros y publicaciones en las que ha dictado pauta en materia de criminalidad organizada. derechos humanos, blanqueo de capitales  y narcotráfico. America Latina y particularmente Venezuela son casos en los que se ha pronunciado. Al punto de ser distinguido en la Universidad de Hidalgo, México, cuando se creó la Cátedra de Derechos Humanos Baltasar Garzón, en 2011; dictar dos seminarios sobre Derechos Humanos y Seguridad Jurídica en Iberoamérica; fungir de asesor en temas de narcotráfico en el I Congreso Iberoamericano de Magistrados celebrado en Trujillo en noviembre de 1989, entre otras actividades.

Cabe preguntarse entonces si este profesional, que ha recibido 27 doctorados honoris causa de las más afamadas universidades del mundo, ha actuado con integridad al aceptar la defensa de Alex Saab. O si lo ha hecho también en el caso de su asesoramiento a Hugo Carvajal, en el que cobró 1,8 millones de euros.

Los dineros provenientes de hechos vinculados al crimen organizado, la corrupción, el narcotráfico y la violación de los derechos humanos de los venezolanos, utilizados para pagar a los abogados que defienden esas  causas, deben ser considerados como honorarios pagados con la miseria, hambre y desamparo de los venezolanos.

¿Aparecerán reseñados estos casos en el extenso curriculum del abogado Garzón?

Víctor Antonio Bolívar Castillo 
vabolivar@gmail.com
@vabolivar

OSCAR ARNAL, PUTREFACCIÓN MARXISTA

Los que nacimos en los años 60, vivimos en un país pleno de oportunidades. Cada 5 años el pueblo eligió un presidente distinto. Se habló incluso de la ley del péndulo, donde se alternaba el poder. El bipartidismo fue la constante y la izquierda no levantó vuelo. Había además sido derrotada cuando intentó la lucha armada contra los gobiernos democráticos. La pacificación se concretó en el primer gobierno de Rafael Caldera. La izquierda sufrió una transformación cuando sus dirigentes se dieron cuenta del fracaso que se estaba operando en Cuba y en la Unión Soviética. Eran regímenes marxistas y dictatoriales, donde se violaban los derechos humanos, el pluralismo, la alternancia y la libertad.

A mediados de los años 80 arrancó en Venezuela una corriente denominada la anti-política que estigmatizó a todo el involucrado. Todo lo que sonara a política o a político estaba mal visto. Los partidos se vieron afectados. El grupo de los llamados “Notables” le echó leña al fuego. De repente llegó el intento de golpe militar chavistas que aunque fracasó, terminó con la salida de C.A.P.. Prácticamente todo el país clamó por la libertad de Chávez. Al salir sin ninguna popularidad, ni conexiones con el poder, empezó a recorrer el país, hasta lograr una importante suma de apoyos, prometiendo lo imposible.

Desde Cuba, Fidel Castro puso todos sus esfuerzos en captar a Chávez, quien sucumbió a la estrategia de la Habana. La isla había perdido el apoyo de la Unión Soviética, que se desintegró al colapsar. Antes de contar con todo el apoyo de Chávez, Cuba tuvo que enfrentar la severa crisis que llamó el “periodo especial”. En medio de la abundancia petrolera, debido a que el barril pasó de los $100 se empezó a imitar al sistema cubano y se botó y regaló mucho petróleo. Se expropiaron miles de empresas y tierras. Al negocio petrolero se le impusieron impuestos, regalías y participaciones que lo

hicieron muy poco competitivo. Las inversiones desaparecieron. Las políticas de corte marxista y la caída de la producción petrolera en más de 3 millones de barriles diarios, ha dejado al otrora país rico, en una situación precaria.

Hay que cambiarlo todo y renacer en medio de las cenizas como el ave fénix. Ante la crisis terminal se impone un gobierno de emergencia y salvación nacional. Hasta cuándo vamos a esperar. Ahora o nunca.

Oscar Arnal 
oscar.arnaln@gmail.com
@OscarArnal 

JUAN DE DIOS RIVAS V., VENEZUELA NECESITA VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS PARA GOBERNAR, LÓGICAS Y UTOPÍAS

Todo está muy mal… el caos, la corrupción y vagabundería que hay arriba en el alto Gobierno, en Gobernaciones, Alcaldías, Asamblea Nacional, Tribunales, Notarias, FANB, Policías, PDVSA, CVG, Corpoelectrica, Acueductos y Servicios Públicos es inmoral, para colmo los Bancos, Seguros, Empresas, Productores, Comercios, Supermercados, Abastos, CLAP, Médicos, empleados,trabajadores y Buhoneros especulan, venden o cobran en dólares, adulteran, venden productos malos, corrompen y engañan sin disimulo, este mal comportamiento es la enseñanza que deja el Socialismo/Comunismo/Chávez/Maduro/Opositores Inmorales para pervertir todo y seguir gobernando para someter al pueblo y perpetuarse en el mal poder.

Para poder iniciar un cambio que salve a Venezuela y la regrese a la Constitución, los Valores Políticos, Humanos y Sociales sanos, necesitamos por lo menos cinco ´5´ años con valores para gobernar eficazmente, pero también con moral y ética.

¿Qué condiciones se requieren para el ejercicio de una gestión pública con moral, ética y eficacia?, lo primero es acabar con la conexión con la corrupción y los altos niveles de pobreza que trajo el Socialismo del Siglo XXI. Lo segundo es elegir a líderes sociales y políticos que no estén ligados con los que han mal gobernado y corrompido todo en los últimos años del mal gobierno del PSUV/GPP/G4/G7/Politiqueros que roban, engañan, mienten, crean clanes de testaferros y familiares que todo lo roban y corrompen para su provecho y el pueblo que sufra, se arrastre y muera de pobreza.

La ética y la política deben ir de la mano para que se posibilite un buen gobierno, y haya buen Bien Común y Buen Vivir.

Definitivamente ambos tienen unos vasos comunicantes muy estrechos y necesarios. Es evidente que en Venezuela, no puede haber una política eficiente, sin un buen trasfondo ético y moral, y a la vez de nada sirve la ética o la reflexión ética si esta no tiene una vocación política, de conformar lazos sociales y humanos fuertes. La tarea de realizar en los hechos los ideales de la ética representa un reto, un desafío que todavía tenemos pendiente en Venezuela, América Latina, incluso a nivel mundial. Para recuperarnos del daño que nos ha causado el Socialismo del SXXI y a los que se han sumado los del G4/G7/etc. Es conveniente impulsar UNA TERCERA VÍA para elegir Gobernantes con valores y principios Éticos y Morales… solo así Salvaremos a Venezuela y acabaremos con la Pobreza.

La brecha entre las declaraciones sobre buenas intenciones, sobre los ideales, sobre las maneras en que podríamos conformar una sociedad más justa, más armónica, más tolerante, más incluyente, más de una ciudadanía global, la distancia

entre todas estas declaraciones y la realidad, es muy extensa. Hay todavía un largo camino por recorrer, por qué nuestros países van tan mal en los rankings de corrupción internacionales. Este es un mal que aqueja a nuestras sociedades desde hace mucho tiempo y las razones por las cuales se dan estos resultados, tienen que ver en parte con la condición infrahumana en la que viven la mayoría de nuestros habitantes.

Simplemente hay que actuar, sacudirnos y cambiar el mal por el bien. Hay que elegir hombres y mujeres dignos, decentes y responsables con sus comunidades y habitantes. Ante la falta de condiciones sociales que posibiliten el arribo a una mejor condición de vida, en ocasiones las vías cortas son las que aseguran la corrupción y politiquería. El cambio está en el COGOBIERNO Y DESARROLLO SOCIAL del pueblo y que les permitan una democracia participativa y protagónica.

¿Hay cierta aceptación de los pueblos a que sus gobernantes gobiernen eficazmente, sin importar si son corruptos?

Creo que desde hace unos 22 años hemos caído en una etapa de trampa o una tendencia maligna, engañosa y destructora, que algunos filósofos han definido como el cinismo moral de la política totalitaria. Me refiero a que en ocasiones los mismos mecanismos de la democracia directa nos llevan a otra condición que es la paradoja democrática: el pueblo elige a un representante y en ocasiones no es la persona ideal ´como el caso Venezuela´. Esa persona gana porque pone en marcha algunos mecanismos que se manejan en el marco de la inequidad, la opacidad y engañó comunicacional y mentiras repetidas.

El problema es cuando la sociedad ´pueblo y comunidades´ tengan claro que hay manera de vencer esas perversiones con la puesta en marcha de mecanismos unitarios que aseguran el triunfo para un candidato ´a´ honesto. Entonces la gente se liberara del engañó y la inercia. Hay que elegir a líderes sociales honestos y cerios que se comprometan por escrito a gobernar con y por el pueblo.

Es momento de obtener la libertad, la igualdad, la solidaridad, el respeto y el diálogo, como una vía para resolver de manera pacífica los conflictos. Si tenemos estos cinco valores presentes en las formas de gobernar y en las formas de exigir la gobernanza, entonces alcanzaremos una sociedad justa. En consecuencia, de lo que se trata es de poder gobernar desde esta lógica de una ética cívica global donde quepan todos los intereses, todas las personas y todos los pueblos. Solo el Pueblo Salva al Pueblo ¨por ahora¨.

Juan de Dios Rivas Velásquez 
rvjuandedios@gmail.com
@rvjuandedios  

CARLOS PADILLA, PLEBISCITANDO ES UN GERUNDIO PRACTICABLE

Un llamado a Raúl Amiel, Luis Balo Farias, Felipe Pérez Martí, Luis Manuel Aguana y Carolina Jaimes B.     

La palabra plebiscitando es una forma no personal del verbo que expresa duración de la acción verbal y muchos formadores de opinión entre ellos Raúl Amiel, Luis Balo Farias, Felipe Pérez Martí, Luis Manuel Aguana y Carolina Jaimes B. nos vienen hablando de esa posibilidad.   

Cada uno de ellos, en su propuesta, con diferencias procedimentales, proponen la realización de un plebiscito o consulta popular que vulnere la realización de   las elecciones impulsadas por el régimen y en el cual participe todo el que quiera y en especial el sector opositor que fue maltratado por las decisiones ilegitimas del Tribunal Supremo de Justicia adosado al régimen de la oligarquía madurista.   

A ellos, con todo el respeto que se merecen, les propongo que se reúnan, en un medio virtual, y presenten una propuesta plebiscitaria única a los fines de posibilitar su posible materialización. ello con la segura aprobación de la mayoría nacional y conjuntamente con la comunidad internacional  

Creo firmemente que ello es posible. 

Carlos Padilla 
carpa1301@gmail.com 
@carpa1301 

Con copia especial para Raúl Amiel, Luis Balo Farias, Felipe Pérez Martí, Luis Manuel Aguana y Carolina Jaimes B.
@raulamiel @LuisBaloFarias   @Sabiens @laguana  @cjaimesb